Cita para el médico

La cita previa para el médico se centraliza a nivel de comunidad autónoma, ya que hace años que las competencias relativas a la sanidad se transfirieron a las CCAA. En cada comunidad autónoma hay diferentes sistemas para pedir cita para el médico: en algunas está centralizado, mientras que en otras hay que llamar a cada centro de salud. En la mayoría puede pedirse online y por teléfono, y en algunas incluso por otros sistemas, como por SMS. En esta sección puedes elegir la comunidad autónoma que te corresponde, y a continuación se te mostrarán los teléfonos, enlaces y direcciones que pone a tu disposición el gobierno de tu CCAA para pedir cita previa para el médico.

 

Antes de pedir cita:

Es posible que te sean útiles estos consejos generales

  • Pide cita lo antes posible ya que, teniendo en cuenta la saturación del sistema sanitario público, es probable que haya lista de espera y que te den cita para varios dias después. En ese tiempo los síntomas pueden ir empeorando, por lo que es mejor no esperar.
  • Ten a mano la Tarjeta Sanitaria y los datos de la persona para la que vas a pedir cita.
  • Si no vas a asistir a la cita, sea porque no puedes, o porque has mejorado, anula la cita. Las listas de espera ya son suficientemente largas y el espacio que dejarás vacío ayudará a otra persona.

Antes de dirigirte al médico:

Es útil que repases toda la información relevante para la visita, haciendo una lista si es preciso: síntomas, medicamentos que tomas, antecedentes (familiares o de ocasiones anteriores en las que hayas tenido síntomas parecidos), etc. Recuerda que el tiempo que puede concederte el médico es limitado, por lo que es mejor aprovecharlo al máximo.

Otros consejos de salud

Hemos organizado algunos consejos generales de salud en las siguientes áreas:

  1. Alimentación: Una alimentación sana es la base para un buen estado de salud. Hay que comer de manera variada y equilibrada, con la aportación de la energía y todos los nutrientes adecuados a las necesidades de cada persona según la edad, el sexo, la talla y el nivel de activitat física que hace. Además de tener en cuenta los aspectos nutritivos de los alimentos, es importante seguir las normas correctas de higiene a la hora de transportarlos, prepararlos y conservarlos en el ámbito doméstico para evitar posibles intoxicaciones e infecciones alimenticias. También es importante informarse bien de las características de los alimentos que se adquieren a través de la etiqueta de los productos para poder hacer una elección adecuada según las necesidades de cada uno. Más información.
  2. Actividad física: Para mantener la salud son necesarios treinta minutos de actividad física moderada cinco días por semana. El sedentarismo aumenta el riesgo de sufrir diversas enfermedades y causa el 5,5% de la mortalidad en el mundo. No hay un tipo de actividad física idónea para todo el mundo, cada uno puede encontrar el que más se adapte a sus necesidades. En algunos casos son actividades deportivas; en otros sumar diversas actividades de la vida diaria. Lo más importante es la constancia y la regularidad, para garantizar una buena forma física. Más información.
  3. Vacunación: Una vacuna es una preparación que se obtiene a partir de un microorganismo o uno de sus derivados. Cuando se administra, proporciona una información al organismo y lo capacita para poder defenderse contra una infección determinada. Cada vacuna inmuniza contra una enfermedad concreta. Hay, sin embargo, vacunas que combinadas protegen de más de una enfermedad: son diversas vacunas juntas en un solo preparado. Las vacunas se fabrican a partir de antígenos. El antígeno es una molécula que puede inducir a la formación de defensas, ya que el sistema inmunitario lo reconoce como amenaza. También, para prevenir la propagación internacional de las enfermedades, es importante cumplir las recomendaciones de vacunaciones que establece la Organización Mundial de la Salud a los viajeros internacionales. Puedes informarte en las Unidades de Vacunaciones Internacionales.
  4. Calor: Cuando las temperaturas son anormalmente altas, el calor excesivo puede ser un peligro para la salud. Las temperaturas muy extremas y el exceso de calor producen una pérdida de líquidos y de sales minerales (cloro, potasio, sodio, entre otros) necesarios para el organismo. Éste hecho puede agravar una enfermedad crónica o provocar deshidratación y agotamiento. Si la exposición a temperaturas tan elevadas se prolonga, se puede sufrir un golpe de calor, que es una situación que puede acabar siendo grave. Más información.
  5. Botiquín: Para poder actuar correctamente ante un accidente doméstico, hay que tener a punto el botiquín con el material que realmente es útil en caso de emergencia: medicamentos, material sanitario y el listado de los teléfonos de emergencia. También hay que prever la correcta reposición (conviene revisarla una vez al año) y el mantenimiento. Hace falta tenerla fuera del alcance de los niños, y protegida de la luz, el frío, el calor y la humedad para que el contenido se conserve en buen estado, por lo tanto no es adecuado tener el botiquín en la cocina o el baño. Más información.
  6. Primeros auxilios: Cuando hay una emergencia sanitaria debemos estar preparados para reaccionar de forma correcta y en el menor tiempo posible. Siga los enlaces a continuación para saber cómo reaccionar en cada caso:

Estos consejos han sido recopilados y reorganizados a partir de la web de salud de la Generalitat de Catalunya.

Si tienes sugerencias para mejorar estos consejos, contacta con nosotros.